Miércoles, 10 Julio 2019 16:58

María Sabater, cantante oriolana: "Me encantaría poder transformar mi manera de ganarme la vida y ganármela cantando"

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

María Sabater, cantante oriolana: Tiene algo en la voz que te transporta, tanto que si cierras los ojos, te puedes ver envuelto en lo que cuenta en ese momento. María Sabater es una mezcla de fortaleza y dulzura que la hacen especial. Fortaleza porque ya tiene ese 'bendito tiempo' al que le canta para poder dedicarse a lo que más le gusta. Dulzura, porque cuando canta, consigue convertirnos en los protagonistas de sus propias canciones o ajenas.

El próximo 26 de julio tendremos una nueva oportunidad para disfrutarla. Será en la plaza del Raiguero de Bonanza, en su pueblo, en las fiestas, tras el pregón. Así que si podéis, os aconsejamos que no dudéis en ir porque será un momento mágico.

TODO CULTURA VEGA BAJA le debía una entrevista y por fin nuestro sueño se cumple. Unas horas con ella y todo se vuelve mucho mejor.

 

(Al final de la entrevista escrita se puede escuchar el audio completo)

María Sabater, cantante oriolana: Pregunta: Sacaste un disco hace seis meses. En diciembre tuvimos la oportunidad de escucharlo en directo. Cuéntanos un poquito ese 'Gracias' de qué va.

María Sabater: 'Gracias' es un disco que sale en un momento de mi vida de reconciliación con todo lo vivido y con todo lo pasado. Tenía la sensación de que este disco era la materialización de un sueño, aunque no me atrevía ni a soñarlo hace unos años. Llegué a pensar que no iba a sacar un disco, que eso era para otras personas. Pero llega un momento en que se alinean los planetas y, de repente, todo se pone a favor y se puede. Este disco nació así, en un momento en el que pudimos hacerlo después de un tiempo de trabajo, con José Jimeno. Tras muchos ensayos y varios conciertos, se presentó la oportunidad y lo grabamos. Feliz por haberlo hecho.

P.: Abres con 'Gracias a la vida', una canción espectacular, pero hay muchísimas canciones tuyas, ¿no?, y de José Jimeno también.
M. S.: Sí, hay una canción de José también. Compone muy bien y tiene una sensibilidad extraordinaria. Hay que decir el excelente músico que es. Yo, cuando le oigo tocar, le digo "si no tocaras conmigo, te buscaría para tocar". Estoy muy contenta con José Jimeno y, en fin, hay una canción suya que me encanta. La montamos y le pregunté si le parecía bien que estuviese en el disco. Le gustó la idea y no hubo más que hablar.'Volver al pasado' se titula.

María Sabater, cantante oriolana: P.: Una canción muy bonita pero luego hay otras espectaculares y alguna dedicada a tu madre.
M. S.: Sí. Además con la suerte de que no es una canción a título póstumo. La escuchó cuando estaba todavía llena de salud. Tuve ese placer de cantársela y verla disfrutar, que era para ella. Ahora parece que es una canción a título póstumo pero no, es una canción que se la pude cantar muchas veces y recuerdo que cuando estaba mala en el hospital, le reconfortaba y me mandaba cantársela, hacía de tripas corazón y me ponía a cantar.

P.: ¡Tuvo que ser muy bonito haber vivido esa sensación! También hay otras canciones, por ejemplo, la de 'Bendito tiempo', lo has comentado alguna vez, ese 'bendito tiempo' que pudiste tomarte y hacer un cambio drástico en tu vida ¿no?
M. S.: Sí. Lo pienso y lo siento. Somos ricos cuando tenemos tiempo, más que cuando tenemos dinero. Tiempo para estar, para ser, para compartir, para darle a los tuyos, para estar en cuerpo y mente en un sitio. Porque por mi carácter o por el tipo de vida, no lo sé, yo no voy a echarle la culpa a nadie, quizás por mi forma de ser durante mucho tiempo, mi mente y mi cuerpo no siempre estaban juntos. Irme a Alicante, con niños pequeños, mi marido trabajaba en Murcia, siempre con la inquietud del coro, con la inquietud de formarme, de hacer cursos, siempre tener tiempo para la música. Al final, vas como una 'loca' intentando hacerlo todo bien o hacerlo lo mejor que puedes. Cuando pasó 'el huracán' del fallecimiento de mi madre y las oposiciones, hice un parón. En el mismo curso mi madre murió, cambié de colegio después de casi 16 años, comulgó mi hija, había aprobado una oposición, había hecho el valenciano… Fue un año muy intenso, personal y laboralmente y tuve la oportunidad de parar. Paré y comencé a sentir que mi mente y mi cuerpo estaban juntos más a menudo. Enseguida nació esta canción, fruto de esa experiencia, de ese estar, llevar a mi hija al colegio, disfrutar de lo cotidiano. Yo era la primera que me iba de casa cada mañana, le he cogido el gusto.

María Sabater, cantante oriolana: P.: ¿Sigues disfrutando de ese 'bendito tiempo'?
M. S.: Sí, este año también he estado de formación pero también en casa, y me siento muy rica cuando tengo tiempo para compartir, para estar.

P.: El disco ya está en la calle. Tuvimos la gran oportunidad de disfrutarlo en directo, de escucharte, de disfrutarte. Coméntanos, aunque hayan pasado ya seis meses, ¿qué sensación tuviste cuando saliste al escenario del auditorio de 'La Lonja' y lo ves lleno? Debe ser muy bonito.
M. S.: Fue muy bonito. Una de las frases cuando yo salí, no sé si lo dije entre la primera y la segunda canción, fue: "ya puedo cantar a gusto viendo lo que estoy viendo". No me esperaba ver 'La Lonja' tan llena, y mirara donde mirara encontraba a personas que quiero, que aprecio, de mi pueblo, mis amigos, amigas, vecinos, la familia. Fue muy gratificante. La verdad es que tenía el corazón contento y lleno de alegría. Estaba eufórica. De hecho, recuerdo que a mi hija le dio un ataque de tos asmática como tantas miles de veces y terminamos en urgencias y solo quería llorar. Tenía tanta emoción que solo quería soltarla. En el coche iba aguantándome la emoción. En el hospital había una enfermera conocida, no paraba de hablarme y yo le decía: "es que sólo quiero llorar". Estaba cargada de esa emoción y ya me la pude llorar al llegar a casa a las tantas porque sentí muchísima felicidad.

P.: ¿Cuándo vamos a poder verte más?
M. S.: Pues en tres semanas, si Dios quiere, tocamos madera, en la plaza del Rincón de Bonanza. La comisión de fiestas quiso que hiciésemos un concierto allí y yo encantada.

P.: ¿Con quién vas?
M. S.: Pues voy con José Jimeno y Pepe Abellán. Si ellos pueden yo no me los dejo porque estoy contentísima de su profesionalidad, de lo grandísimos músicos que son y de lo excelentes personas.

P.: Sueles tocar con ellos ¿no? Hacéis un tándem bueno.
M. S.: Si se da la circunstancia de que se hace posible un trío, para mí son indispensables.

María Sabater, cantante oriolana: P.: Estás cantando ahora, estás promocionando tu disco, también en el coro 'Ars Armonium', has hecho colaboraciones con otros músicos... Cuéntame un poquito cómo va todo.
M. S.: Pues eso es llevar el disfrute de cantar a otra dimensión que también tengo. A lo largo de mi vida, me observo y tengo este sentimiento que se dice antropológico de pertenecer a un grupo. A mí me importa mucho la gente y compartir la música con otras personas es ampliar el disfrute, la verdad. El coro aporta una dimensión humana y polifónica que me encanta. Y hay otra cosa que también me encanta, que es hacer coros. Cuando me llaman, me encanta sacar voces a los temas de otras personas. Tengo cierta facilidad porque era nuestro juego cuando éramos niñas. Con las amigas del colegio siempre estábamos haciendo voces. Decíamos tú por arriba, yo por abajo. Era un juego. Y se ha quedado en algo que me encanta hacer. Me encanta hacer coros a otras personas, en directo, grabaciones. Para mí es disfrutar de la música.

María Sabater, cantante oriolana: P.: ¿Con quién has colaborado?
M. S.: He tenido la suerte de hacer coros en directo con Esmeralda Grao. He grabado con Gabi Soñer un disco que, por cierto, no llegó a salir. Para mí eran geniales los temas de Gabi y creo que eran coros y una instrumentación inspirados. Con Jesús Benedicto, que llevo ya muchos años haciéndole coros. Es un chico de Murcia. Con Filiú llevo ya muchos años. Con Damián en el disco 'Con la que cae dónde vas'. Con 'Los Desarmaos' también hicimos coros. Con Karol Tristán que colaboré en su concierto últimamente. Y hay un grupo de Alicante, 'Albaladre', que los últimos años para sus discos me llaman, siempre hago algún tema con ellos y más que llamaran, la verdad, más coros haría. No me aprovechan (risas).

P.: Pues aquí María Sabater, estupendísima para cantar y para hacer coros, pero sobre todo para cantar.
M. S.: Pues sí, cualquier participación musical me hace feliz, como si es tocar el cajón o darle a un güiro, la verdad.

P.: Yo conozco a María Sabater desde hace muchísimos años y siempre la he visto cantando. ¿Cuándo empezaste? Desde pequeñita ya, porque me has dicho que vuestro juego era hacer voces.
M. S.: En el pueblo vino una rondalla y mis padres me compraron la guitarra, cuando tenía seis años. Mi suegra, que entonces no era mi suegra, tuvo la genial idea de montar una rondalla que dirigía Miguel con sus hijos y su mujer. Nos enseñaron a tocar la bandurria, la guitarra y ahí empezamos a montar repertorio. Mi padre era músico aficionado, en Alemania se compró un acordeón. Y yo desde muy pequeña le daba a la guitarra y él se tocaba el 'Poromponpero'. Te puedo enseñar la guitarra que me compraron mis padres, la tengo destrozada porque vino al colegio casi todos los días, a los campamentos, a los viajes, era un icono. La verdad es que hay que ver lo que acompaña una guitarra y lo que alegra cualquier ambiente. Yo me recuerdo cantando desde siempre y en casa de mis padres teníamos lo que llamábamos 'la caja de escalera', que es una escalera que va desde la orilla de la carretera hasta la altura de mi casa. Es una habitación con muchísimo 'rever'. Sin micro ya tenía la 'rever' puesta. Allí hice mis primeros pinitos.

P.: María Sabater sin la música ¿qué sería?
M. S.:  Yo no me imagino sin música, la verdad. Bueno, no la he dejado nunca porque, cuando no me he podido quitar el gusanillo como cantante, corista o en el coro, siempre la he tenido porque he sido maestra de música. A mí me han pagado por enseñar música. Yo he cantado, como se dice, de 9 a 17 horas por profesión. Y he sido de las maestras de música que he cantado mucho. He enseñado muchas canciones de flauta que eran cantadas. Era un criterio mío. Porque yo entendía que un niño que canta una canción, que la sabe, su memoria auditiva le va a ayudar luego a llevarla al instrumento. Y si se equivoca, va a saber luego dónde se está equivocando porque esa canción que ya ha cantado va a estar en su memoria. Quiero decirte que he cantado cada día. No sé qué sería sin música, no sería yo.

María Sabater, cantante oriolana: P.: Compones tus propias canciones pero a la hora de componer ¿necesitas inspirarte en algo o eres de las que se sienta a escribir o coges la guitarra y se pone a componer fácilmente…? ¿O necesitas pasar por un proceso que estás viviendo en estos momentos para componer sobre eso?
M. S.: La verdad, yo no sé enfrentarme al papel en blanco. Las canciones que tengo se han servido de mí para nacer o han sido fruto todas de la emoción que las narra. Tengo muchas canciones empezadas y me arrepiento mucho de que cuando me ha venido la inspiración, las he dejado aparte, porque mi sentido de la responsabilidad me llevaba a hacer la comida o irme a otro sitio y no he podido darle rienda suelta. Pero cada canción que tengo ha surgido de una impregnación de esa emoción tanto si es el te quiero cuando estaba enamorada, si es el 'bendito tiempo', cuando agradecía cada día. De esa emoción las hacía nacer en música y letra. Nunca he compuesto de la manera: voy a escribir sobre tal, que debería haber aprendido ya a hacerlo, debería saber ya hacerlo. Pero no es mi caso. Por eso no soy tan prolífica, por eso no puedo decir que tenga cincuenta canciones. Tengo las que tengo, otras por acabar, otras que tengo acabadas y las acabé en un determinado momento y ahora no me identifico con ellas, ahí están. Ese es mi caso.

María Sabater, cantante oriolana: P.: Y te vemos también en algún 'videoclip' que has ido, nada más y nada menos, que a Inglaterra ¿no? No había sitio por aquí.
M. S.: Lo de irnos a Inglaterra fue un sentido de fidelidad a la persona que queríamos que grabara, que es Sergio Moreno. Precisamente ahora también nos está grabando los vídeos con la coral 'Ars Armonium'. Es de la familia y queríamos que fuera él. Ha pasado año y medio en Sheffield por motivos de trabajo y dijimos: qué hacemos, cómo lo hacemos, ven tú, te pagamos un fin de semana. No, que tengo esto 'trillado', unos paisajes preciosos, estoy viendo escenarios que son muy chulos. Y cuando confías, pues confías. Y dijimos: lo que tú digas. Así que cogimos en el puente del Pilar en octubre pasado y en bendita hora, porque Sergio no solo maneja muy bien los medios técnicos, sino que es una persona extraordinaria y un anfitrión genial. Pasamos cuatro días de una convivencia maravillosa José Jimeno, Juanfran, Sergio y yo. Esperamos que terminara de llover, grabamos con lluvia, con viento, la verdad es que bajo circunstancias que aquí ni hubiéramos salido a la calle. Pero como fuimos a eso pues allí están los vídeos.

P.: Que yo sé que pasasteis muchísimo frío porque ibais con mantas, abrigos y a la hora de grabar os las teníais que quitar pero salen unas tonalidades de verde impresionantes, que por todo eso ha merecido la pena.
M. S.: Ha merecido la pena. Él tenía previsto los paisajes y estoy encantada, la verdad. Estamos muy contentos con el trabajo, sí.

María Sabater, cantante oriolana: P.: ¿Y qué es eso que fuiste a cantar a Argelia?
M. S.: Pues mira, esto fue un concierto que me cayó. Me llamó un músico de Alicante, Pepe Bornay, con el que había colaborado, habíamos coincidido juntos con 'Albaladre' y me dijo: María tengo unos conciertos en Argelia, en Orán. ¿Tú lo harías la semana después de Semana Santa? Y le dije: pues sí. Y además quería un repertorio español, sobre todo, boleros y música española de los años 70, 80, 90. Y dije: me encanta, vamos. Y montamos el repertorio.

P.: Y a María Sabater le ponen un micrófono, la suben al escenario, le dicen canta y lógicamente eso no se puede perder.
M. S.: No. Si me lo pierdo, me lo pierdo. Además, en cuanto viajas también observas cosas, tienes la oportunidad de abrir la mente, de conocer otros lugares, otras culturas. Y una vez que conoces otros lugares y otras personas ya empiezas a amar algo que no entraba en tus planes. Cuando conoces algo, lo integras. Nos encantó Orán, nos encantó la gente. Un trato extraordinario y una humildad y una sencillez que aquí yo creo que ya la estamos perdiendo. Ya estamos muy evolucionados, entre absolutas comillas. Hemos perdido esa nobleza del pueblo humilde que éramos hace 40 años. Encontrarte gente con una cercanía con todo el personal del hotel, la gente de la calle…, la verdad es que quedamos supercontentos. Y ellos muy agradecidos, les encantó el repertorio. Todo era gente que estaba estudiando español porque lo organizaba el Instituto Cervantes, Casa Mediterráneo y el consulado de España en Argelia. Y nada, un placer.

María Sabater, cantante oriolana: P.: Un disfrute total ¿no?
M. S.: Total.

P.: ¿Cuáles son tus objetivos ahora dentro de la música?
M. S.: He sido muy feliz en la enseñanza. He aprendido muchísimo. Ha hecho de mi una persona diferente porque he tenido que desarrollar estrategias nuevas para tratar con esos seres maravillosos, que son los niños, que te dicen esas verdades que tú te las tragas como puedes, que te exigen, que te vapulean, con los que tienes que tener mucha paciencia y si no la tienes, desarróllala, es tu problema porque ellos vienen con sus circunstancias… he aprendido muchísimo y me he convertido en una versión mejor de mi misma, ya no me comparo con nadie, pero la verdad, mi objetivo,… me encantaría poder transformar mi manera de ganarme la vida y ganármela cantando. Lo voy a intentar, de momento no lo he conseguido pero lo voy a seguir intentando. Dar clases siempre es un disfrute, sobre todo si tengo la suerte de dar música. En Alicante todo mi horario era de música y quizás no era consciente de que me enriquecía mucho dar lo que más me gustaba. Cuando me fui a la pública y me ví enseñando Ciencias Naturales o Ciencias Sociales, fue como decir "¿pero yo por qué? Si esto lo sabe hacer otra gente mejor que yo" y me contrarió bastante.

Medios

Entrevista a la cantante oriolana María Sabater

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.